Internacionalistas hasta la muerte (y II), por Jesús Valencia

8 Aza

En la entrega anterior se ha recordado a quienes encontraron la muerte en distintas movilizaciones a favor del pueblo vasco. Y a quienes se inmolaron voluntariamente para que el mundo visualizara el grave atropello que se intentaba cometer contra los patriotas que se habían refugiado en el Estado francés. En este segundo trabajo sobre el internacionalismo y las libertades vascas recordamos de forma escueta a quienes asumieron compromisos más exigentes. Por un lado, evocamos la memoria de quienes, perteneciendo a otros pueblos, adoptaron la arriesgada decisión de comprometerse con nuestra lucha. Por otro lado, la de los voluntarios y voluntarias vascas que se sintieron motivadas por internacionalismo para intensificar el compromiso que ya mantenían con su pueblo.

Quienes, perteneciendo a otros pueblos, asumieron nuestra lucha

Son varios los compañeros de otros pueblos que se identificaron con la lucha del nuestro y que encontraron la muerte en este arriesgado compromiso solidario. “No les bastó Gernika”, trabajo publicado por Euskal Memoria el año 2010, da cuenta cumplida de todos ellos.

 

Xosé Ramón Reboiras Noia

Era natural de Imo, parroquia perteneciente al municipio coruñés de Dodro. Urgida por la necesidad económica, toda la familia abandonó el pueblo natal y se trasladó a Vigo. Allá fue tomando conciencia de la realidad sociopolítica y en 1969 ingresó en la Unión do Povo Galego (UPG). Montxo – que así era como se le conocía- seguía un ritmo acelerado en sus compromisos sindicales y políticos. La UPG barajaba por aquellos años la posibilidad de iniciar una fase de lucha armada en Galicia. En 1970, y con el apoyo de ETA (pm) se conformó el frente armado de la UPG en el que se encuadró Montxo.

En este contexto estableció lazos de colaboración y apoyo a las organizaciones independentistas vascas. La policía detectó esta actividad y lo sometió a un estrecho seguimiento. La Brigada Político Social estableció un control en la zona de Canido, provincia del Ferrol, tratando de capturar al militante. A las dos de la madrugada, y con el refuerzo de 300 agentes de la Policía Armada, la Brigada rodeó el edificio en el que se encontraba el joven con otros dos militantes. Estos pudieron huir gracias a la cobertura que les brindó Montxo. Durante dos horas pudo esquivar el estrecho seguimiento policial que se focalizó en él. Al final, fue atrapado en un portal donde el militante intentaba refugiarse. A pesar de tenerlo controlado y reducido, fue acribillado en el mismo portal donde murió desangrado. Eran las cuatro de la madrugada del 11 de agosto de 1975.

 

Jan Carlos Monteagudo Povo

Nació en Valencia y fue uno de los fundadores de la organización armada Resistencia Obrera Catalana (ROCA). En 1983 tuvo que huir al exilio donde estableció contacto con militantes de Terra Lliure pasando a encuadrase en la estructura de dicha organización. En 1986, cuando la policía francesa seguía sus movimientos, pasó a la clandestinidad. Fue entonces cuando contactó con ETA y se comprometió en la lucha por la libertad de Euskal Herria desde una perspectiva catalana e internacionalista.

La Guardia Civil conocía sus actividades y lo tenía identificado como miembro de ETA. Un grupo especial de este cuerpo irrumpió con ráfagas de metralleta en un chalet de la localidad barcelonesa de Llicà d´Amunt. Luego se supo que los participantes en el asalto habían recibido la orden de tirar a matar. Nunca se llegó a saber lo que ocurrió en el trayecto desde el lugar del asalto hasta el Hospital Clínico de Barcelona donde ya llegó cadáver y lleno de hematomas. Era el 30 de mayo de 1991.

 

Jean – Yves Marie Joseph Groix

Nació en la población bretona de Henbont, en el seno de una familia de agricultores. Su trayectoria política la inició en Unión Democrática Bretona (UDB) llegando a ser candidato por dicha formación en varias elecciones y miembro del comité federal en Morbihan.

El 29 de noviembre de 1990 fue arrestado tras haber detenido en su casa a tres refugiados vascos a los que daba cobijo; durante los años 1992 – 1993 fueron más de un centenar los ciudadanos bretones que fueron detenidos por el mismo motivo. Tras ser sometido a un acoso permanente, Groix volvió a ser detenido y trasladado a París bajo la acusación de “asociación criminal en relación con una empresa terrorista y el apoyo a la estancia ilegal de extranjeros”. En el transcurso de la operación se le mantuvo incomunicado durante 96 horas. Durante todo ese tiempo, la policía no le permitió dormir debido a la iluminación permanente y a los constantes interrogatorios relacionados con el apoyo a los ciudadanos vascos.

No era una persona depresiva, sin embargo, abrumado por el acoso policial Jean Groix se quitó la vida en la cárcel de Fresnes. Era el 27 de enero de 1991 y justo aquel mismo día Jean Marie cumplía los 41 años.

 

Quienes intensificaron la lucha a favor de su pueblo tras haber compartido la de otros pueblos hermanos.

Viajaron a otras geografías, se identificaron con la lucha de otros pueblos y regresaron al suyo con una conclusión cargada de lógica: quien transforma su propia casa contribuye a la transformación mundial. O, lo que es lo mismo, luchar por la liberación del propio pueblo es luchar por la liberación de todos los pueblos del mundo. En aquel empeño, perdieron la vida. Este capítulo merece un estudio más minucioso; el de hoy es un breve acercamiento a estas personas que, sin duda ninguna, merecen mayor dedicación.

 

Angel María Galarraga

Nació en Zaldibia en 1954. Miembro de una familia muy comprometida con los derechos y libertades vascas; el tercero de los hermanos que se alistó como voluntario en ETA. Murió en Donostia el año 1986 cuando intentaba colocar un explosivo y la guardia civil lo mató. Previamente había participado en la lucha armada revolucionaria de Guatemala.

 

Marisol Mújica Areitaourtena

Nació en Ermua el año 1951. Marisol estaba viviendo en Laudio donde se afincó tras haber regresado de Nicaragua. Varios de sus últimos años los pasó en dicho país colaborando como brigadista en el proceso revolucionario impulsado por los sandinistas. A su regreso se decantó por la lucha armada como la estrategia más eficaz para conseguir los cambios sociales con los que ella soñaba: “Es la única salida frente a un sistema que siempre nos ata de alguna manera y que nos tiene completamente amarrados”

Ser incorporó como miembro de Iraultza y, con dos compañeros más de la misma organización, se acercó a la oficina del INEM de Sestao donde pensaban colocar un explosivo. La bomba les estalló antes de colocarla y los tres murieron como consecuencia de la explosión. Era el 30 de marzo de 1991.

 

Lutxi Urigoita Ajuria

Nació en Otxandio. Comprometida con la causa vasca, participó en iniciativas a favor de la cultura, en defensa de los derechos de los presos políticos, en el movimiento feminista…. El año 1985 hubo de emprender el camino de la clandestinidad. Dos años más tarde – el 23 de julio de 1987- fue asesinada cuando la guardia civil asaltó el piso en el que se alojaba en Trintxerpe. El cadáver presentaba dos impactos: uno en el vientre y otro en la nuca efectuado a quemarropa.

Previamente había estado en Nicaragua como miembro de la Brigada Gaspar García Laviana. Tras su muerte, sus compañeras y compañeros de brigada le dedicaron este poema:

Luzía era como la tierra,

cálida, sencilla como un lirio,

fuerte, tierna y generosa.

Sencillamente, estaba

¿Dónde? allá donde hiciera falta.

Supo vivir y supo morir.

Como amó, vivió

y como vivió, murió.

 

Juan Louis Maitia

Nació en Esterenzubi (Baxenafarroa) donde vivió hasta su mayoría de edad. Participó en el movimiento Enbata casi desde su constitución. Permaneció doce años en Marruecos trabajando en la solidaridad internacionalista. A su regreso, se implicó de lleno en la promoción de la cultura vasca. Fue uno de los portavoces significados de Seaska.

En otoño de 1996 fue detenido por orden de la tristemente conocida juez Levert que lo acusó de colaboración con ETA. Permaneció nueve meses encerrado en La Santé y las duras condiciones de encierro le afectaron gravemente. Su muerte se produjo de forma repentina el 26 de agosto de 1997. Quienes le conocieron de cerca están convencidos de que la implicación con su pueblo fue su sentencia de muerte. Y La cárcel se encargó de ejecutarla.

 

Inazi Zeberio Arruabarrena

Había nacido en Orexa en 1963. Cuando tenía 25 viajó a Nicaragua para colaborar como brigadista en el proceso revolucionario de dicho país. Años más tarde se incorpora como voluntaria en ETA y, en agosto de 1995 pasa a la clandestinidad. El año 1998 alquila un piso en Gernika donde se aloja con otros compañeros de la organización. En junio de ese año, y a pesar de tenerla identificada y localizada, la Ertzaintza asalta el piso franco. Muere acribillada tras haber recibió 20 disparos. En una patética actuación, los asaltantes esposan a la joven después de muerta.

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: