La web ‘borroka garaia da’ publica artículo en referencia a los 25 años de Askapena

16 Uzt

Transcribimos el post aquí:

No recuerdo exactamente cuando fue la primera vez que tuve conocimiento de la existencia de la organización internacionalista Askapena. Aunque supongo que sería a través de carteles colocados en cualquier esquina de cualquier calle de Euskal Herria o quizás gracias a alguna de las txoznas que han sido instaladas en fiestas donde en nuestra inocencia e ignorancia nos preguntabamos de donde era esa bandera que no podíamos aún identificar o quienes eran esos que empuñaban armas o nos miraban fijamente desde retratos y fotografías mientras consumíamos un mojito.

Y es que Askapena siempre ha sido como una ventana abierta  a la que asomarse donde se abría un mundo nuevo de diferentes naciones, caras, luchas y siglas que a pesar de no ser vascas las sentíamos como de la casa, y las seguimos sintiendo. Más tarde también nos percatamos que Askapena no era simplemente una ventana donde observar sino un puente de doble dirección hacia ese otro mundo a través de las brigadas.

El internacionalismo, la solidaridad entre los pueblos, la conciencia de clase trabajadora mundial han sido piezas importantes a lo largo de las décadas y del proceso de liberación nacional y social vasco. Nos han traído aliento, enseñanzas, ejemplos, complicidad, amor y mucha ternura y nos ha dado también la oportunidad de poder devolverlo todo.

El internacionalismo es mucho más que el propio significado de la palabra. Es una luz que alumbra el camino de la revolución y que impide que te pierdas. Un faro luminoso que da perspectiva. No es simplemente un deber para los pueblos sino una necesidad. Y mucho más en el caso vasco donde el socialismo revolucionario ciertamente está en crisis de identidad y con episodios recientes nada alentadores.

En estos tiempos que en el contexto de Euskal Herria se habla tanto de comunidad internacional, se mira tanto a Europa y se espera no se sabe qué de ciertos estamentos, el internacionalismo cobra una importancia vital. No cabría engañarse. La mayoría de personalidades y sectores que han sido y están siendo prominentes y mediáticos en esta labor y cobertura internacional no están dispuestos a dar un paso adelante. Su  objetivo prioritario ha sido sacar a Euskadi Ta Askatasuna de la ecuación del conflicto, entendiendo a Euskadi Ta Askatasuna como un peligro evidente hacia el ordenamiento y estabilidad capitalista europea (y española/francesa). De Europa y sus instituciones dirigidas por el capital y la OTAN poco se puede esperar.

Donde habrá que buscar la ayuda real, eficaz y decisoria es en la solidaridad internacionalista, en los pueblos en lucha, en los estados amigos, en el movimiento contestatario internacional. Los amigos de siempre y los que están por venir. Esa es parte de nuestra fuerza histórica y la fuerza que necesitamos verdaderamente. La gente que nos quiere y la gente que queremos. Ahora y siempre. Y muy pocos de ellos llevan corbatas y  viajan en limousine. Ellos son capaces de hacer la presión que junto a la lucha del pueblo vasco abra nuevas brechas de cara al futuro. Y ellos son la fuente inagotable donde contrastar sabiduría y experiencia revolucionaria. El pueblo vasco también tiene mucho que aportar en viejas y nuevas luchas que aparecen a lo largo y ancho del planeta.

Porque el internacionalismo vasco es un tesoro necesario e imprescindible. 25 urte … ta segi aurrera!

“No hay fronteras en esta lucha a muerte, no podemos permanecer indiferentes frente a lo que ocurre en cualquier parte del mundo, una victoria de cualquier país sobre el imperialismo es una victoria nuestra, así como la derrota de una nación cualquiera es una derrota para todos.” Che Guevara.
Luchó por la liberación de un pueblo en el cual no nació y luego cayó combatiendo en Bolivia, dejando atrás todos sus cargos, familia y la Cuba revolucionaria

“En la siguiente invasión ya no quiso refugiarse otra vez en una cueva, sino que se escondió con unos compas de seguridad, en un lugar recóndito. El último día de la invasión, una patrulla enemiga empezó a peinar el lugar. Un cojo no tenía posibilidad de salir vivo de ahí. Insultó a los compas para que se salvaran a sí mismos y se quedó solo.”
La última granada de Pakito Arriaran

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: